¿Crees que los colores usados en una marca no son los apropiados para el cliente al que se dirige? ¿Dudas en la elección de los colores para la imagen de tu negocio, marca o consultoría?

Gracias a la maravilla de la luz el color es un factor determinante para llamar la atención del humano. Existen estudios que demuestran que el color influye un 80% en la decisión de compra. Además, puede transformar la imagen de una marca en una experiencia emocional para el público.

El color equivocado puede lograr crear una imagen erronéa de tu marca y por consecuente el negocio en la mente del consumidor. Y, como resultado de esto, perder ventas.

El color corporativo debe representar principalmente los valores de la marca. Se tiene que comunicar con ellos la personalidad de tu marca: ¿eres especialista? ¿cuáles son tus creencias? o ¿qué te diferencia de otras marcas del sector? Entre otros componentes que debes tener en cuenta y expondré a continuación.

La reacción al color

Muchas teorías existen  sobre la simbología del color  y las emociones que transmiten. Cada color te dice una cosa diferente y tienes que considerar esto para saber que comunicas al exterior. También con seguridad afirmo que no es una ciencia exacta. Ya que el rojo cereza puede ser el tono preferido de una persona y la pesadilla de otra.

Desde pequeños nos han enseñado a relacionar conceptos con diversos colores, como: el verde representa la naturaleza, el color azul es para el cielo o las palomas son blancas.

Por ejemplo, si una de tus amigas te da la noticia de que va a ser mamá. Esperas a que te diga si va a ser niño o niña para elegir el color del regalo ¿Verdad? Una mantita rosa si es una niña o un peluche azul si es un niño. Pero a todo el mundo no le gusta esto. Hay quien opina que: “¿por qué hay que vestir a las niñas de rosa y a los niños de azul?

Con seguridad puedo decir que el color no tienen género, es más una construcción social que un desarrollo de la personalidad del mismo indistintamente.

Existen hay opiniones para todos los gustos respecto al color.

Además, la percepción del color y su significado dependen también de la cultura del contexto donde de desarrolle. El blanco es utilizado para las bodas en occidente porque simboliza la pureza. Pero en oriente, tiene una connotación distinta debido a que representa la muerte y el luto.

Sin embargo, deseo que quede claro que el color que seleccione para una marca, no va en función de tu público objetivo y qué le gusta a éste. Sino que está vinculado con otros aspectos:  como los valores de tu compañía y aquello que vas a comunicar al exterior.

Que recomiendo para la elección del color en una imagen corporativa

1# Comunicar los valores de tu negocio ó empresa

Es el principal componente a tener en cuenta a la hora de elegir el color de una marca.

¿Cómo eres como marca, personalidad? ¿Cuál es la forma de trabajar? ¿Qué valores tienes?

Es necesario anotar en un papel las palabras que definan a una marca y a tu compañía. Después, hay que seleccionar una que englobe su personalidad con la esencia del negocio. Tras estos, es necesario buscar un color que simbolice esa palabra que se ha seleccionado.

Por ejemplo, Ferrari usa el amarillo porque su intención es transmitir emociones estimulantes a su consumidor. Sensaciones que siente su cliente cuando están conduciendo uno de los vehículos de la marca.

2# El simbolismo de cada color

Recordemos que cada color tiene un significado que lo caracteriza y saberlo ayudará a representar los valores que deseas expresar al exterior.

Si se desea transmitir con la marca juventud, modernidad o diversión, se puede acudir al uso del naranja. Marcas como “Nickelodeon” lo hacen, para hacerse destacar en el mercado al que pertenecen. Además, con este color comunica al público los valores de innovación y modernidad que caracterizan a la compañía.

3# Connotaciones culturales

Dependerá del público al que se dirija y la cultura de la que proceda. Según la cultura, educación que tenga y las características sociales un color tendrá un significado u otro. Así que no hay que olvidar para evitar las asociaciones negativas con la marca.

Por ejemplo, el azul expresa profesionalidad, conocimiento, seriedad y confianza. Es por ello, que empresas del sector bancario usan este color, para convencer a las personas a depositar su confianza en ellos. Pero este mismo pigmento, en un país como Corea, tiene otro significado y se asocia al luto.

4# Simplifica la elección

Es decir, no hay que usar más de 2 o 3 colores. Es un error crear una imagen corporativa que necesita más de un color para representar el concepto de la empresa. Para que tu marca tenga éxito debe comunicar lo mismo con uno, dos o tres colores. Simplifica el mensaje que transmites al exterior para ayudar al público a reconocer la marca. En marketing menos es más, así que se debe aplicar.

Las empresa de tecnología utilizan un tono azul claro para transmitir al cliente los valores que la representan. Eso no quita que se pueda ver esta marca de color negro sobre fondo blanco en el embalaje de alguno de sus productos y su comunicación sea distinta. Todo lo contrario, su imagen tiene el mismo diálogo sea del color que sea.

5# El color marca la diferencia

A veces, salir de lo tradicional dentro del sector al que se dedica la marca  puede hacerle destacar. Es normal que empresas de la salud recurran a utilizar tonos verdes para su imagen de marca. Pero si se rompen esos clichés se puede marcar la diferencia en un nicho de mercado.

6# La combinación perfecta

Es un factor que también se debe tener en cuenta a la hora de elegir los colores para la marca. Debido a que hay combinaciones que restan visibilidad a los contenidos o generan sensaciones negativas en el usuario, como irritabilidad o inestabilidad. Y otras que te ayudarán a reforzar la comunicación que deseas dar al exterior.

Una composición inadecuada de los colores puede cambiar la comunicación que deseas dar con tu marca al exterior. Creando así un mensaje confuso que puede perjudicar el posicionamiento de tu empresa.

En resumen, el color seleccionado para la imagen de una marca va en función de la identidad de tu compañía. Será un factor clave que capte la atención del consumidor y le haga destacar en el mercado. Así que se debe seleccionar con sabiduría para comunicar un mensaje claro y bien definido. Hay que utilizar los colores adecuados para que el usuario reconozca el negocio y tenga en su mente a la marca como la primera opción a la hora de realizar una compra.

A reflexionar después de leer este artículo, ¿Crees que los colores que aparecen en los logotipos o imagen de una marca representan los valores de la compañía? Comparte tu opinión junto a este artículo sobre los colores de una marca y su significado.