Se han hecho estas preguntas… 

¿Quién soy?

¿Qué te define?

Estoy convencido que son de las más importantes y a la vez de las más difíciles preguntas que un ser humano puede plantearse.

Sabemos claramente que nuestro nombre es cómo una etiqueta… y podríamos llamarnos de otra manera y seguiremos siendo nosotros mismos, podríamos incluso hacer algo distinto y lo más seguro es que nuestra esencia no cambie significativamente.

 

Necesitas mucha valentía, tienes que enfrentarte a ti mismo  para de verdad responder a estas preguntas.

Enfrentar tus temores, lo que no te gusta y también valentía para enfrentar tus sueños, tus ideales, tus grandezas,

Y una segunda condición : “Constancia”  porque vamos cambiando a lo largo de la vida , si bien hay un núcleo que no cambia, pero también muchas cosas que sí cambian. 

RECUERDA ESTO :

Profundizar en quien eres… te ayuda a ser más amigo de tí mismo, conocerte , que quiero de la vida, conocer mis valores , escucharte, aceptarte.

Por que aprendes que  dirección darle a tu vida, ¿a donde voy?,¿ que busco?, ¿que quiero ser?, preguntas fundamentales porque vamos tomando decisiones en la vida sin responderlas , muchas veces actuamos porque la mayoría lo hace así, muchas  veces porque queremos cumplir las expectativas de otros , incluso  hacemos las cosas porque queremos llenar un modelo social ó profesional.

En realidad  quiero vivir de tal manera que cuando muera este contento con la vida que he tenido , con el camino que he recorrido, con la meta que haya llegado , con la dirección que le he dado a mi vida.

Dejar una huella en el mundo, lograr una transformación positiva en mi entorno. 

 

Y así   conocer qué necesito para ser feliz, Veo la felicidad humana como una receta con muchos ingredientes,   pero los necesarios, los fundamentales, imprescindibles, como  el amor, obrar el bien, el arte, la vida espiritual … sin ellos es difícil ser feliz. 

Profundizar en mi identidad,  me permite sabe que necesito para ser feliz y que necesito de cada ingrediente… Con ello   descubrir el propósito de mi vida, razones solidas para levantarme cada día y luchar  por lo que quiero, porque cuando uno descubre una misión en la vida , un propósito… te llenas de fuerza, te sabes valioso, se sabes importante… 

sabes que significas algo en el mundo y para el mundo. ¡Eso es hermoso!

Pero todo esto funciona si profundizamos en nuestra identidad,  aprendemos a dar a los demás…  generar valor, yo lo llamo “trascendencia de valor”, es decir desde mi propio valor, lo que yo tengo para hacer el bien a otras personas.

Así que profundizar en quien soy me ayuda a ser mas amigo de mí mismo a descubrir que sentido, que dirección quiero en mi vida , a conocer que necesito para ser feliz, a descubrir un propósito y a saber que tengo para dar a los demás. 

Quien recorre este camino, desarrolla una capacidad humana  a la que yo llamo inteligencia ontológica 

Inteligencia viene del latin 

intellegere: leer entre

Y Ontológica del griego: Ontos – logicom relativo al estudio del ser

Es esa capacidad que tenemos los seres humanos de leer entre el ser, de  profundiza en el ser, de nosotros mismos para empezar… del otro   y abrirnos al misterio del ser. 

Una capacidad , una inteligencia importantísima que nos hace feliz desarrollarla.

¿Quién soy? Y ¿Quién quiero ser?  Estas dos preguntas son como dos polos que dinamizan la existencia humana, la diferencia que hay entre quien soy y quien quiero ser, generar como una tensión positiva que te hace crecer        y creo firmemente que si nos comprometemos con plantearnos estas preguntas y con trabajar por llegar del quien soy , a quien quiero ser…. podemos dar lo mejor de nosotros mismo y hacer que este mundo sea un lugar mejor.